Objetivos


    Objetivos Generales

      1- Fortalecer y Modernizar la Impartición de Justicia en México.

     2- Impulsar y salvaguardar una agenda judicial común entre los órganos impartidores de
         justicia de México.


    Objetivos Específicos

      1- Lograr los acuerdos asumidos en la Declaración Jurica.

     2- Impulsar la difusión de la Carta de los Derechos y Obligaciones de los Usuarios de
        la Justica en México.

     3- Alcanzar la eficacia procesal para que la justicia sea completa y expedita.

        *Completa para que se revisen los expedientes desde el estudio, análisis y
         resolución, hasta el cumplimiento de las sentencias.

       *Expedita para que se reduzcan los tiempos procesales de un juicio con sentencia e
        incrementar el porcentaje de solución de controversias mediante el “acuerdo entre
        las partes” (justicia alternativa).

     4- Fomentar la eficiencia administrativa para que la justicia sea de calidad. Eficiente cuando se define e instaura el ciclo de las directrices y estrategias de forma institucional. De calidad cuando se alinean las acciones a resultados medibles y comprobables.

    5- Promover la calidad procesal para que la justicia sea certera e imparcial en sus resoluciones. Certera cuando la redacción de resoluciones definitivas consigne el estudio y análisis de todas las garantías procesales, evitando vaguedad y ambigüedades. Imparcial cuando se logre disminuir las conductas de parcialidad del personal jurisdiccional y se desincentiven el privilegio otorgado a alguna de las Partes.

    6- Fortalecer el Sistema de Carrera Judicial mediante la implementación de programas compartidos de formación y capacitación y hacer fiable la inamovilidad judicial en todos los Órganos Impartidores de Justicia como independencia judicial en el sentido estricto.

    7- Impulsar la justicia transparente para que más ciudadanos manifiesten que tuvieron acceso a la información judicial y/o administrativa de los Órganos Impartidores de Justicia.

     8- Incorporar a la función jurisdiccional procesos operativos basados en el uso y aplicación de tecnologías de la información para automatizar la gestión administrativa y lograr abatir los tiempos de respuesta en la prestación del servicio.